ÚLTIMA HORA LA GOMERA |

Coronavirus (COVID-19)

Senderismo con niños en La Gomera. Todo lo que necesitas saber

La diversión de recorrer la naturaleza con sus propios pasos lejos del ruido y la tecnología

Contenido

La familia vivirá en los senderos de La Gomera una experiencia única a lo largo de los 600 kilómetros homologados y balizados, que cuentan con todas las medidas de seguridad necesarias para caminantes de todos los niveles, y los 80 kilómetros en bicicleta.  El Alto de Garajonay está situado a 1.487 metros sobre el nivel del mar y La Gomera tiene 378 metros cuadrados, por lo que esta isla con forma casi redonda es un paraíso de la naturaleza salvaje con montañas, barrancos, bosques, roques, valles y costas paradisíacas de arena negra volcánica ideales para el baño por el buen tiempo de La Gomera, cuyo clima es muy suave y con temperaturas estables todo el año. A todo ello se suma que la isla es Reserva de La Biosfera de la UNESCO y que cuenta con el Parque Nacional de Garajonay, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, junto con el Silbo Gomero, Patrimonio Oral, Cultural e Inmaterial de la Humanidad. Además, posee 17 Espacios Naturales Protegidos.

Contenido

Cada familia es distinta así que el programa de actividades por los senderos de La Gomera para elegir es distinto también y depende de lo que los padres sepan qué puede hacer el niño. “Lo más recomendable para que no se cansen ni física ni psicológicamente es combinar un día de senderismo con otro día de actividades interesantes para ellos que se pueden hacer en La Gomera como el avistamiento de cetáceos o aves, o aprender a moldear cerámica en el Centro de Interpretación Las Loceras”, explica Jean Guy Le Roux, Guía y Educador Ambiental de La Gomera.

Contenido

Si la familia no conoce cómo reacciona el niño lo mejor es comenzar en el Parque Nacional de Garajonay, porque es un bosque de la Era Terciaria con árboles de 30 metros de altura que acogen a los niños y los adentra en una atmósfera de cuento. Caminar por sus senderos es mágico si se inicia el recorrido en Laguna Grande después de una comida campestre y tras haber jugado en el parque infantil que se ha habilitado en este espacio rodeado de naturaleza. Son apenas 20 minutos sin mucho desnivel que permitirá a los pequeños tener un primer contacto con el senderismo para que al terminar quieran más.

Contenido

El sendero que une Las Hayas con El Cercado, en Valle Gran Rey, es un recorrido muy recomendable para los no iniciados. Se trata de una caminata de apenas 30 minutos sin casi desnivel con la que, además, pueden disfrutar de la flora del entorno.

Contenido

Cuando ya conoce el senderismo y le resulta divertido, el niño puede realizar el sendero circular de Las Creces, también dentro del Parque Nacional de Garajonay, o la ruta El Contadero-El Cedro, desde Hermigua. Luego podremos llegar en coche hasta Arure disfrutando de las hermosas vistas de otra forma. Una vez allí podremos comer, como premio, el auténtico potaje de berros que preparan los restaurantes de La Gomera. En estos casos, la duración es de más de una hora y tiene el valor añadido de que mientras camina se le puede explicar cómo es la flora que le rodea, de dónde procede, e invitarle incluso a hacer un momento de silencio para escuchar las aves endémicas de La Gomera y que aprendan a valorar la naturaleza en su estado puro.

Contenido

Para hacer senderismo hace falta energía, así que lo mejor es realizar un buen desayuno. En el caso de que el niño no coma nada más levantarse, podemos llevar un refrigerio en la mochila. Fruta, barritas de cereales o una pella de gofio, comida típica de la isla a base de cereales que es altamente nutritiva y ligera de transportar. Esta pella se puede amasar previamente con leche o agua, almendras y miel de palma, también típica de la isla, cuya elaboración se puede conocer en el Centro de Interpretación de la Miel de Palma, en Alojera (Vallehermoso).

Contenido

Es bueno que el pequeño lleve su propia mochila con agua y un chubasquero para proteger su cuerpo de la humedad del bosque mientras camina. También puede llevar un polar si es especialmente sensible, que guardará en los trayectos donde el sol esté de frente y no haya sombra. También pondremos agua para que se hidrate regularmente en pequeñas cantidades. Obviamente, esto también puede llevarse en la mochila de los padres y las madres.

Contenido

Las buenas botas de senderismo son aquellas que poseen un relieve dibujado y profundamente marcado en la planta de los pies, ya que estas son las que mejor se agarran en las bajadas del bosque, evitando así posibles deslizamientos. Con ellas los niños darán pasos seguros. Además, es recomendable que lleven puesto pantalón deportivo largo que los proteja de rozaduras con la vegetación. Hay algunos modelos con cremallera en la parte baja que se pueden poner y quitar para refrescarse. El chubasquero o cortavientos y el polar con una camiseta sin mangas debajo les permitirá aguantar el calor y el frío. No podemos olvidar la protección solar alta y las gafas de sol. Asimismo, para caminar también son importantes los bastones, que son extensibles según la altura del pequeño. Estos contrarrestan el peso de la mochila, dejándolo a la mitad, y son un elemento importante para su seguridad en un desnivel, mientras que durante las subidas les ayuda a hacer un esfuerzo completo, utilizando los brazos junto a las piernas.