ÚLTIMA HORA LA GOMERA |

Coronavirus (COVID-19)

La Gomera: lugares mágicos

Las cumbres de La Gomera fueron elegidas para rendir tributo con sacrificios a las divinidades en construcciones megalíticas que aún se conservan

Contenido

Con una antigüedad de 12 millones de años, La Gomera está cubierta de abundante vegetación, barrancos y frondosos bosques vírgenes de laurisilva, valles sobrecogedores, buen tiempo todo el año y pueblos encantadores con una magia difícil de encontrar en cualquier otro lugar del mundo. En sus 370 kilómetros cuadrados, alcanza altitudes como los 1.487 metros del Alto de Garajonay, uno de los lugares mágicos de los muchos que jalonan las cumbres de esta isla. Sus barrancos verticales son un paraíso para el senderismo, con el que, además, se pueden contemplar yacimientos y necrópolis donde aún se respira la paz de los antiguos pobladores que consideraban sagrados sus paisajes. De hecho, fue en estos lugares altos donde ubicaron sus fortalezas para practicar sus creencias y ritos, materializadas en las aras de sacrificio que permanecen intactas en esta isla declarada Reserva de la Biosfera por la UNESCO. Surcada por más de 600 kilómetros de senderos señalizados a través de su naturaleza virgen, te recomendados llegar hasta estas alturas para contemplar la belleza en ese estado puro donde, por qué no, podrían escucharnos más atentas las divinidades: 

Contenido

Ubicada en Vallehermoso, es conocida como el símbolo de la resistencia de los aborígenes gomeros y es uno de los yacimientos arqueológicos más citados como lugar de culto aborigen gomero. Tiene aspecto de castillo y era conocida por los pobladores originales como Argodey. Se trata de un macizo volcánico con forma de altar que se distingue prácticamente desde cualquier punto elevado de la isla. En la cima de la Fortaleza se identifican 4 grupos de construcciones de piedra seca. Se reconoce en estas estructuras una función ritual como aras de sacrificio de animales domésticos de la cabaña ganadera de los antiguos gomeros. Se trataba de ofrendas en las que el fuego cumplía un papel primordial. La Fortaleza es Patrimonio Natural Protegido (Monumento Natural de la Fortaleza), y se llega hasta ella a través de un sendero que parte de la localidad de Chipude y del que existe información detallada en el mapa de senderos de La Gomera que se reparte gratuitamente en las oficinas de turismo. El ascenso tiene un gran desnivel, se ganan 150 metros de cota en apenas unos minutos; al bajar, agradeceremos retomar fuerzas con un potaje de berros de La Gomera.

Contenido

La ubicación de las aras de sacrificio, ya sea en montañas, lomadas, crestas o cualquier otra, participan de una serie de cualidades comunes que debieron actuar como requisitos en la elección de los emplazamientos que realizaron los aborígenes de La Gomera. Se buscó la elevación, la verticalidad, el dominio visual y la intervisibilidad. Si bien los expertos anotan que con el viento a favor el lenguaje silbado de La Gomera puede escucharse a 10 kilómetros de distancia, dado el eco de sus impresionantes barrancos, lo más probable es que en un día normal alcance los 5 o 6 kilómetros, distancia suficiente para establecer el sistema de comunicación que le ha valido el reconocimiento de la UNESCO como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. 

Otro de estos lugares sagrados que no debemos perdernos es la Montaña del Calvario, que tiene un significado especial para sus habitantes, que también la llaman Tagaragunche. En sus cuevas se encontraron fosas con restos de antiguos habitantes de la isla. Muy cerca de los yacimientos arqueológicos se encuentra la ermita de San Isidro Labrador, situada en un enclave único como es el alto de la montaña de Tagaragunche. Desde el lugar sale el sendero circular de la Montaña de El Calvario. 

No es de extrañar que se trate de un lugar sagrado, ya que la vista desde la meseta es espectacular. Hacia el sur se ve la larga costa y el océano Atlántico y hacia el norte, en el interior de la isla, la localidad de Alajeró. Y si hay buena visibilidad, se alcanza a ver la cima más alta de La Gomera: El Alto de Garajonay.

Contenido

La Fortaleza de Chipude tiene sus paralelos en los enclaves del yacimiento del complejo Alojar / Montaña del Adivino y Teguerguenche. Estos enclaves están considerados hitos del paisaje con un número muy elevado de aras, manifestando especiales condiciones de visualidad y visibilidad respecto a buena parte de la isla. Presiden en su espacio inmediato áreas de claro contenido simbólico, con grandes necrópolis y manifestaciones rupestres, y encabezan territorios de comunidades extensas en los que se concentran otros conjuntos de aras de rango inferior. El recorrido es de extraordinaria belleza y discurre a través de un sendero de más de 16 kilómetros si se parte desde Valle Gran Rey. Es aconsejable emprender el camino temprano y llevar abundante agua.

Contenido

En la cumbre del Parque Nacional de Garajonay, reconocido por la UNESCO como Patrimonio Cultural y Natural de la Humanidad, se presenta como un gran santuario el Alto de Garajonay, con 1.487 metros, alejado de cualquier asentamiento humano y probablemente dotado de un rango insular con numerosas aras de sacrificio. No es de extrañar que este fuera el lugar escogido por los amantes de la leyenda de Gara y Jonay para pedir el favor de sus divinidades cuando fueron perseguidos y que, ante la imposibilidad de huir, realizaran el suicidio ritual que los ha convertido en inmortales. 

El Parque Nacional de Garajonay es la joya más preciada por los gomeros desde tiempos inmemoriales y, para los amantes de la naturaleza, la mejor experiencia posible adentrándose en su interior para descubrir paisajes imposibles de imaginar como el bosque de El Cedro o los senderos que parten de la Laguna Grande.