Radio: No
Radio:
km Set radius for geolocation
Buscar

El Lagarto Gigante de La Gomera gana la batalla a la extinción

El Lagarto Gigante de La Gomera gana la batalla a la extinción

Éxito, conservación e investigación son algunas de las palabras que más utiliza Sonia Plasencia, técnico del Centro de Recuperación del Lagarto Gigante de La Gomera, al referirse a la situación actual de este reptil endémico de la isla colombina, que llegó a darse por extinguido hasta que en 1999 el tesón de un grupo de profesores de la Universidad de La Laguna hizo posible su redescubrimiento.

De este Lagarto, cuyo nombre científico es Gallotia bravoana en honor al paleontólogo y geólogo canario Telesforo Bravo, solo se tenía constancia por los fósiles encontrados, a través de los cuales se pudo conocer que existieron ejemplares de más de un metro de longitud y que vivían repartidos por toda la geografía insular, exceptuando las zonas más frías y de mayor umbría debido a las brumas producidas por los vientos alisios.

Los protagonistas de esa zona, por el contrario, son los frondosos bosques de laurisilva y multitud de endemismos de flora y fauna que dan vida al Parque Nacional de Garajonay, joya del patrimonio natural canario, que fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1986. Allí se encuentra el bosque de “El Cedro”, verdadera reliquia del Terciario y desde donde parten multitud de senderos que atraen cada año a viajeros amantes de las actividades en la naturaleza.

Si hay un factor que distingue a La Gomera es su riqueza ecológica. El Lagarto Gigante es un símbolo de esta riqueza, pero existen multitud de endemismos, tanto de flora como de fauna, que hacen única e irrepetible la experiencia de pasear por sus bosques, senderos, pueblos y recovecos costeros. En busca de tranquilidad y desconexión, alejada del turismo de masas, la Isla se presenta como un inmejorable refugio.

Una población total de 576 Lagartos Gigantes de La Gomera

En la actualidad, lejos de la desaparición del Lagarto Gigante de La Gomera, el  número de ejemplares se ha multiplicado por diez en los últimos siete años, contabilizándose un total de 576, de los cuales 326 viven en cautividad y unos 250 en libertad, estos últimos en la zona del risco de la Mérica, en Valle Gran Rey.

El objetivo a cumplir por el Centro de Recuperación del Lagarto Gigante de La Gomera de cara al próximo año es la puesta en libertad de más de 80 ejemplares que en estos momentos viven en cautividad, con el fin de ir restableciendo la población que originalmente habitaba gran parte del litoral gomero.

Además, en el marco de un Plan específico impulsado por el Cabildo insular que aboga por la recuperación, reproducción y concienciación está previsto la creación de un Centro de Interpretación del Lagarto Gigante, donde tanto los gomeros como los visitantes podrán acercarse y conocer más acerca de esta desconocida especie de la que aún los científicos están descubriendo aspectos de su ciclo vital y comportamiento.

En este sentido, Sonia Plasencia destaca las dificultades para la reproducción en cautividad y por ende el hito que significa haber logrado pasar de seis ejemplares en el año 1999 a 326 trece años después. “Todos los esfuerzos son necesarios para de alguna manera restituir las condiciones de vida que tenía el Lagarto Gigante de La Gomera antes de que la acción del hombre, principalmente, dejara al borde de la desaparición a una especie única en el mundo”, concluye Plasencia.