Radio: No
Radio:
km Set radius for geolocation
Buscar

En el laberinto milenario del Parque Nacional de Garajonay, La Gomera

En el laberinto milenario del Parque Nacional de Garajonay, La Gomera

Es invierno en La Gomera, aunque no es del todo cierto pues acabamos de llegar del Valle de Gran Rey y allí parecía verano. Y al subir hacia el Parque Nacional de Garajonay, de pronto, esa bruma húmeda nos recuerda en qué estación estamos. Aunque quizás no haya estaciones en Garajonay ni en toda la isla de La Gomera, por lo que la confusión se instala en peninsulares como nosotros acostumbrados a las estaciones bien marcadas.

Subiendo hacia el Centro de Visitantes del Parque Nacional de Garajonay casi no podemos ver el paisaje, apenas el verde de árboles que anuncian bosques espesos llenos de vida. La niebla es tan espesa en Garajonay que nos da la impresión de que permanece ahí todo el año. Tenemos la sensación de que nos adentramos en un mundo diferente, ajeno a lo que está ocurriendo en el resto de la isla. Mientras abajo la vida transcurre normalmente, con ese intenso cielo azul y esas temperaturas cálidas, como si fuese verano eternamente, arriba, en la meseta donde se encuentra el Parque de Garajonay (de 650-1487 metros de altitud), las cosas son distintas.

El frío húmedo cala los huesos, el baño en la playa de Playa Santiago y los paseos agradables con el sol dorando nuestra piel son un recuerdo lejano, aunque acabe de ocurrir. Ahora hay que cubrirse y abrigarse bien. Sentimos como las pequeñas gotas de la bruma nos van mojando la cara cuando salimos al exterior en el Centro de Visitantes. Hasta el tiempo parece otro, en media hora el cambio es radical. Nos preguntamos si realmente estamos en la misma isla o si estamos a las puertas de otro mundo.

Artículo: El Giroscopio – https://elgiroscopo.es/laberinto-milenario-del-parque-nacional-garajonay-la-gomera/