El Mirador de Abrante: Un cuadro mágico

El Mirador de Abrante: Un cuadro mágico

Cuando visitas por primera vez el municipio de Agulo, al nordeste de la Isla, te llama poderosamente la atención la inmensa pared del risco que se eleva hasta lo más alto. Con sus más de 620 metros de altitud sobre el nivel del mar, está coronada por el Mirador de Abrante y su famosa pasarela con suelo de cristal.

Con sus siete metros de largo, la pasarela del mirador es toda una experiencia para los más osados: no solo te “asomas” al precipicio, sino que caminas por él. Observar tus pies sobre el valle, con su salida al mar, es una aventura completamente inolvidable y reconocida a nivel mundial. Además, este enclave ofrece una de las mejores vistas de toda Canarias: el Teide (3.718 metros) y parte de la isla de Tenerife. Cabe señalar que, debido a que está situado en una especie de anfiteatro natural, su localización permite divisar constantemente la estampa del Teide, como si fuese un espejismo o un mágico cuadro al óleo. Los días nublados también tienen su encanto, con las nubes creando formas complejas y acariciando el paisaje.

Mirador Abrante

Esta construcción de acero y cristal, obra del arquitecto José Luis Bermejo, ha sido calificada en cientos de menciones alrededor del mundo como un «auténtico espectáculo para los sentidos», y es uno de los puntos de interés turísticos indispensables de toda Canarias.

Para acceder al mirador se puede optar por el sendero Los Pasos, que parte desde el casco urbano, si eres senderista y tienes el material apropiado. Aunque la opción recomendable es que forme parte de una ruta en coche por el norte, tras una parada en el Centro de Visitantes del Parque Nacional de Garajonay. La vía que da acceso, desde este centro, tiene algunos puntos que no permite la circulación en doble sentido, por lo que hay que ser pacientes y comprender que este espacio natural es único, que se corresponde a la singular orografía de La Gomera.

Al estar dentro de las instalaciones de un restaurante, también puedes disfrutar de sus servicios mientras te maravillas con la majestuosidad del lugar. El horario habitual es de lunes a viernes de 11.00 a 18.00 horas, mientras que el sábado y domingo es de 11.00 a 19.00 horas.

Desde este punto parten diversos senderos como el Juego de Bolas y Agulo (por El Roquillo), que forman parte de la red de más de 600 kilómetros que ofrece La Gomera. Sin duda, el Mirador de Abrante es una de esas experiencias que no te puedes perder, ya que la inmensidad del paisaje gomero y las vistas de la vecina isla se quedarán grabados en tu retina como los grandes cuadros que atesoran los museos.

Mirador Abrante