Radio: No
Radio:
km Set radius for geolocation
Buscar

La Unesco reconoce el valor ecológico y natural de La Gomera

La Unesco reconoce el valor ecológico y natural de La Gomera


La isla de La Gomera, en el Archipiélago canario, forma parte ya de las 42 Reservas Mundiales de la Biosfera que el Consejo Internacional de Coordinación del Programa MaB de la Unesco ha otorgado a España, reconocimiento que se acaba de concretar con la entrega, en un acto celebrado en la Isla, del Certificado con el que el organismo internacional acredita este título.

En el caso de La Gomera, esta distinción se suma a las ya concedidas a la Isla por el Parque Nacional de Garajonay, que fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1986, obteniendo así el máximo reconocimiento que puede alcanzar un espacio natural protegido; y por el Silbo gomero, un lenguaje ancestral que está considerado Patrimonio Cultural Inmaterial Universal.

Los 17 espacios protegidos con los que cuenta La Gomera ocupan la tercera parte de la Isla, lo que se traduce en unos paisajes espectaculares que atraen cada vez más a los amantes de la naturaleza y el senderismo.

Frondosos bosques de laurisilva que nos muestran cómo era la vegetación que se extendía hace varios millones de años en buena parte de Europa y el norte de África, y una morfología repleta de abruptos barrancos sobrecogedores, conforman la seña de identidad de la naturaleza gomera.

Pero esta explosión de verde y macizos rocosos está acompañada de mucho más, de una cultura isleña muy especial, cuyo símbolo es el Silbo gomero, pero que también atesora una sencilla y exquisita gastronomía, así como manifestaciones folclóricas y artesanas dignas de conocer.

Además, existen en la Isla numerosos endemismos de flora y fauna, destacando el Lagarto Gigante de La Gomera, una de las especies más amenazadas del planeta y que actualmente se encuentra en proceso de recuperación, a través de un Plan específico que tiene por objetivo restablecer la población de este reptil en el litoral gomero, donde originalmente habitaba hace miles de años.

Precisamente la costa isleña, que se extiende a lo largo de 90 kilómetros, tiene multitud de atractivos, ya que está salpicada de innumerables calas y playas de aguas cristalinas y apacibles donde viven ballenas y delfines que pueden ser observados en libertad. También en la costa se encuentra un monumento natural conocido como Los Órganos, un espectacular acantilado creado por la lava, que la erosión ha dejado al descubierto como gigantescos tubos de un impresionante órgano que se adentra en lo más profundo del océano para dibujar allí otro sorprendente paisaje.

Ser Reserva de la Biosfera también implica poner en valor la hospitalidad de los gomeros y su idiosincrasia, fraguada a través de una interesante historia que encuentra su punto álgido en el siglo XV, cuando Cristóbal Colón hacía su última escala rumbo a las Indias en el Puerto de la capital, San Sebastián. De ahí que La Gomera se conozca también como la Isla Colombina.

Toda esta riqueza natural y cultural define a los isleños y a sus visitantes, de los que hay que destacar su fuerte compromiso por la conservación y el desarrollo sostenible.

Programa MaB de la Unesco

En 1971 la Unesco empezó el proyecto «El Hombre y la Biosfera» («Man and Biosphere» en su denominación inglesa y comúnmente abreviado por su acrónimo «MaB»), que tenía como objetivo conciliar la mentalidad y el uso de los recursos naturales, esbozando el concepto actual de desarrollo sostenible.

Como parte de ese proyecto se seleccionan lugares geográficos representativos de los diferentes hábitats del planeta, abarcando tanto ecosistemas terrestres como marítimos. Estos lugares o áreas se conocen como Reservas de la Biosfera.

Estas Reservas de la Biosfera están reconocidas internacionalmente y se seleccionan por su interés científico. Su función es además de la conservación y protección de la biodiversidad, el desarrollo económico y humano, la investigación, la educación y el intercambio de información entre las diferentes reservas, que forman una red mundial.

En la actualidad, existen en el mundo alrededor de 600 Reservas de la Biosfera en más de un centenar de países.