Vinos de La Gomera: bebe la cultura de nuestra isla

Vinos de La Gomera: bebe la cultura de nuestra isla

¿Cuántas veces tenemos la oportunidad de beber un vino que esconde tanta historia y esfuerzo detrás?
La viticultura heroica tiene una de sus mejores expresiones en la isla de La Gomera. El término hace alusión a unas condiciones de terreno que dificultan el trabajo con las cepas. Para cultivarlas, los viticultores desafían a las inclinadas laderas y al vértigo para finalmente recolectar los preciados racimos. Uvas únicas que llegan a nuestra mesa con ese espíritu en forma de bebida.

Durante el viaje a La Gomera tendrás la oportunidad de conocer nuestros vinos en los restaurantes y bares acompañando la singular y exquisita gastronomía que ofrece la isla.

Los vinos con “Denominación de Origen LaGomera”, cuya calidad y exclusivas características se deben al conjunto de particularidades de la isla (orografía, tipo de suelo, microclima, factor humano), son suaves, aromáticos y equilibrados en boca.
Si bien hay vinos jóvenes blancos y tintos, la mayor parte de la producción de vinos es de uva blanca, destacando por su singularidad una uva única, exclusiva de la isla, la Forastera Gomera. Esta variedad de uva es la mejor valorada enológicamente por su destacada acidez que lo hace fresco y equilibrado en boca y está asentada en nuestra isla desde hace más de cuatro siglos.

Los vinos de La Gomera esconden en su sabor esos secretos que guardan años de historia y tradición y cuando los pruebes estarás absorbiendo la cultura de todo un pueblo.

La mayoría del viñedo se encuentra en los pueblos y caseríos de la zona de las medianías de la isla. Podrás observar los bancales o terrazas en los numerosos barrancos que van dando forma al paisaje. Cuanto más pronunciada es la pendiente más pequeñas son las terrazas, esas superficie de cultivo, sujetas con firmes paredes de piedra que dan lugar a una cultura arraigada en la historia de La Gomera: la cultura de la piedra, pero esa, esa es otra historia…

Una experiencia mágica: Disfruta de una copa de vino de La Gomera en las terrazas de los restaurantes o bares, donde puedas ver la puesta de sol, los paisajes de valles cultivados, las infinitas vistas panorámicas o simplemente ver romper las olas del mar… ¡será un momento de gran inspiración!